lunes, 10 de octubre de 2011

Es un puente joven, aun tiene que crecer

Es un puente joven, aun tiene que crecer:

Estas obras de ingeniería son puentes vivos construidos en Cherrapunji (India); uno de los lugares más húmedos del planeta.










Sus habitantes aprovechan las raíces del árbol del caucho (Ficus elástica) para crearlos; y facilitar así la vida de la comunidad, en una región con elevadas precipitaciones y un gran número de cursos de agua.












El clima húmedo permite el crecimiento rápido de los árboles, que aun así necesitan entre diez y quince años para formar estas estructuras.










Las raíces del árbol del caucho se estructuran en dos niveles. El sistema radicular más superficial es capaz de crecer sobre rocas y también dentro el agua.
Para guiar a las raíces por encima del agua se utilizan troncos de Areca catecu, una especie local de palmera.


Las palmeras son divididas por la mitad y vaciadas para dirigir adecuadamente a las raíces. Al colocar las raíces sobre estas guías naturales crecen en la dirección del tronco.










Cuando alcanzan el otro lado del río empiezan a crecer en el suelo. Estas zonas se marcan con piedras de gran tamaño para favorecer el agarre de las raíces.


Los puentes más antiguos tienen quinientos años de edad y algunos alcanzan hasta 30 metros de longitud.


Su resistencia es muy elevada y capaz de soportar el paso de 50 personas a la vez.










En este vídeo se pueden ver más imágenes de estos extraordiarios puentes.











Imaginación y creatividad para aprovechar los recursos naturales sin dañar el medio ambiente.



Via: atlasobscura.com



www.allpe.com







Si le gustó esta entrada con estos botones puede compartirla:




No hay comentarios:

Publicar un comentario