viernes, 17 de mayo de 2013

¿Sabías que hoy es el Día Mundial del Reciclaje?

¿Sabías que hoy es el Día Mundial del Reciclaje?:
Incorporando el hábito del reciclado en los hogares y lugares de trabajo, se ahorra energía y los recursos naturales del planeta, que se encuentran en una continua y exhaustiva explotación desde hace cientos de años.
¿QUÉ ES EL RECICLAJE?

El reciclaje es la transformación objetos habituales de cartón, papel, lata, vidrio, plásticos y residuos orgánicos, en materias primas que se puedan reutilizar. Al proceso necesario para disponer de estas partes o elementos, y prepararlos para su nueva utilización, se le conoce con el nombre de reciclaje.
El reciclaje es el tercer paso de cuatro en un proceso de eliminación de residuos. El primero y más importante es la “Reducción”, es decir, producir una menor cantidad de desechos. El segundo es la “Reutilización”, o volver a usar un objeto para el fin con el que se creó. Un claro ejemplo sería las botellas de vidrio retornables. El tercero es el “Reciclaje”,que explicamos anteriormente y el cuarto sería la recuperación energética en plantas como las incineradoras.
¿QUÉ MATERIALES SE PUEDEN RECICLAR?

Papel y cartón:
 Al obtenerse de los árboles, el reciclado del papel y cartón, esta íntimamente relacionado con la tala de árboles. Se puede reciclar todo tipo de papel y de cartón. Para su recogida es importante eliminar cualquier elemento que no sea papel (como por ejemplo, grapas, cintas adhesivas, plásticos, etc.).



Chatarra y metal:
 De los metales que existen, la mayor parte pueden ser fundidos y reprocesados para fabricar más de ellos. Se reciclan los metales ferrosos (Latón, Hierro, etc.) y los no ferrosos (Bronces, Aluminio, Plomo, Cobre, etc.)



Pilas y baterías:
 Muchas pilas contienen metales tóxicos y peligrosos para el medio ambiente, por eso, es tan importante saber que las pilas gastadas que no son recargables se deben almacenar en contenedores especiales que existen para la recogida de estos productos.
Pinturas y aceite: Este tipo de sustancias contienen materiales tóxicos y peligrosos para el hombre, por eso, se debe respetar el siguiente consejo que consiste en no echar a la basura aerosoles, esmaltes, aguarrás, tintes o protectores de madera.
Plásticos: Con el reciclaje de plásticos se reducen residuos disminuyendo su impacto e influencia en el ambiente.
Vidrios: El reciclado de vidrios ahorra energía ya que éste siempre se puede reciclar. Para su recogida se requiere eliminar del vidrio objetos tales como tapones, alambres, etiquetas…, etc. Se obtienen muchos beneficios gracias al reciclaje del vidrio, como, la no extracción de materias primas, el menor consumo de energía y la disminución del volumen de residuos que se deben recoger y eliminar.
Materiales textiles: Lo más extendido consiste en reutilizar estos tejidos en rastrillos de carácter benéfico o en tiendas o en contenedores especiales donde se puede recoger ropa y zapatos como en las tiendas de ropa de segunda mano. Ésta última es una forma de reciclar la ropa aunque no paso por ningún tratamiento específico de reciclado, sino que pasan de unas manos a otras. Aunque sí existe a nivel industrial el reciclado de trapos, y en talleres, donde tienen una bobinas de trapo azulado donde se perciben la hebras de diferentes colores de los trapos que una vez tratados los componen.
Materia orgánica: La materia orgánica de origen doméstico (restos de comida) y la de origen vegetal (césped, hojas, etc.) puede reciclarse y convertirse en material utilizable para el abono de la tierra, para la recuperación del suelo erosionado, desgastado o devastado por el fuego, el viento, las lluvias torrenciales… etc.
SUMATE AL RECICLADO

Reducir

Elegir los productos que tengan menos envoltorios, sobre todo los que utilicen materiales reciclables, y emplear menos bolsas de plástico para la compra. El consumo de energía también es muy importante, por eso hay que apagar los electrodomésticos que no se estén usando y evitar emitir venenos al aire procedentes de motores de explosión si no se necesita en el momento. Producir la menor cantidad de desecho posible.



Reutilizar


Cuantos más objetos se vuelven a utilizar menos basura se produce y menos recursos se emplearán. Volver a usar un objeto para el fin con el que se creó. El mejor ejemplo serían las botellas de vidrio retornables.



Reciclar


Obtener, a partir distintos elementos, los materiales de los que están hechos para volver a utilizarlos en la fabricación de productos parecidos. El papel, el cartón, el vidrio y los restos de comida pueden reciclarse sin problema. Para esto, hay que separar cada residuo en diferentes contenedores.
Fuente: 24Siete