martes, 23 de octubre de 2012

Cómo se prepara un fertilizante orgánico

Cómo se prepara un fertilizante orgánico:
Cómo se prepara un fertilizante orgánico. Fertilizante o abono orgánico es aquel producto que enriquece a la tierra de forma natural, y que se prepara partiendo de residuos orgánicos.
Hay diferentes formas de obtener un fertilizante orgánico, todas son ecológicas y sostenibles.

El uso de estiércol o excrementos animales, como los de vaca,caballoo gallina, constituye un fertilizante orgánico completamente natural. No requiere preparado ya que se agrega a la tierra sin más, pero es necesario dejar pasar un tiempo antes de utilizar el terreno.
Otro fertilizante orgánico muy utilizado es el compost. El mismo se realiza con los restos de residuos orgánicos, como los de comida, paja, podas, cáscaras, estiércol, etc.. Lleva unos meses comenzar  ver los primeros resultados pero luego de comenzada la producción constituye una fuente renovable de fertilizante natural de gran calidad para las plantas.
Así como en el compost, los residuos descompuestos se transforman en abono, lo mismo ocurre con el humus de lombriz, con la diferencia que estos animalitos aceleran el proceso, dando un producto fertilizante riquísimo.
Para la preparación de compost o humus se utilizan recipientes diseñados para esto, los cuales no requieren más que echar los residuos orgánicos dentro (excluyendo los restos de carne y los cítricos), y se llaman composteras. También se puede realizar al aire libre, (puede ser en un pozo) alternando capas de paja o podas con residuos frescos como las cáscaras, restos de comida o excrementos.
Si el clima es seco es necesario regar el compost de vez en cuando y darle unas vueltas para airearlo (o agregar lombrices).
Cuando la mezcla adquiere el olor y color de la tierra negra el abono está listo para ser agregado a las plantas o para preparar el terreno para la siembra. En climas o estaciones cálidas el proceso dura unos tres meses, mientras que en climas fríos puede tardar hasta cinco.