lunes, 30 de julio de 2012

Comprométete a reciclar las aguas grises

Comprométete a reciclar las aguas grises:
Comprométete a reciclar las aguas grises. En un futuro cercano, será imprescindible la reutilización de las aguas grises, es decir las aguas que hemos utilizado para fregar los platos, lavarnos las manos, ducharnos o lavar la ropa.
Se trata de una gran cantidad de agua (hasta el 80% del agua usada en una casa), que termina mezclándose con las aguas negras (con excrementos), lo que las vuelve de mucho más difíciles de reciclar.

Hay diferentes maneras de reutilizar las aguas grises, desde sistemas caseros hasta dispositivos que se compran para ser instalados en los hogares, edificios, oficinas, empresas o cualquier construcción donde utilice a diario agua dulce.
Si vives en una casa con jardín, podrás reaprovechar muy bien estas aguas, porque sirven para el riego, significando un gran ahorro a la vez que pueden aportar sustancias provechosas para las plantas.
Hay filtros económicos que se encargan de separar los sólidos como las grasas del agua (pueden fabricarse con arena gruesa y carbón activado). Luego el agua filtrada puede pasar a un depósito con plantas acuáticas que la purifican aún más, dejándola perfectamente pronta para el riego de huertos y jardines.
Incluso esta agua puede ir directamente a la tierra, pasando por un sistema conocido como acolchado, que es una especie de zanja con relleno de cortezas, pajas u hojas, que filtran lo más grueso, para que el agua que lo atraviesa humedezca el terreno, mientras que los sólidos colaboran con la formación del compost.
(Personalmente conozco casas donde el agua de la lavadora va directamente a la tierra sin generar ningún tipo de inconveniente, incluso la hierba queda mucho más verde en la zona del desagüe y la zona está siempre húmeda para el buen crecimiento de las plantas).
Para los que viven en edificios en ciudades, lo más adecuado es instalar sistemas de reutilización de aguas grises comunitarios, que provean de agua para el váter a todos los vecinos, y para el riego de zonas de áreas verdes comunales. El ahorro conseguido, amortiza el gasto en poco tiempo.
También se pueden instalar en las viviendas unifamiliares, pequeños sistemas de depuración de estas aguas, para que tu jardín disponga de agua para riego en abundancia durante todo el año. Si estás por construir tu propia vivienda tenlo en cuenta, porque el gasto que hagas te supondrá un ahorro importante en el futuro.
Algunas construcciones nuevas, ya incluyen estos sistemas, es de esperar que pronto sea obligatorio en todas los edificios que se construyan y el reciclaje de aguas grises pase a ser algo normal y cotidiano.
Entérate de las diferentes posibilidades y comienza a reciclar las aguas grises dentro de lo que te sea posible, toma consciencia de que todos los días mucha agua limpia o apenas sucia va a parar a las cloacas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario