sábado, 11 de febrero de 2012

Futoji no henkō, un "cambio valiente" en la educación de los niños

Futoji no henkō, un "cambio valiente" en la educación de los niños


Ayer por la tarde llegó un correo que me puso a latir el corazón a mil por hora de lo emocionante que me pareció. Japón ha dedicido poner a prueba un programa piloto de un nuevo sistema educativo (Futoji no henkō) que pretende educar a los niños como "ciudadanos del mundo" con el fin de aprovechar las ventajas de un mundo globalizado.

Éste nuevo modelo (basado en los programas educativos Erasmus, Grundtvig, Monnet, Ashoka y Comenius) propone lo siguiente:


¿Cuál es el propósito de éste modelo educativo? Que a los 18 años, éstos niños hablen 4 idiomas, conozcan 4 culturas, alfabetos y religiones (con el fin de proporcionarles un criterio más amplio y respeto a la diferencia de opinión), manejen la aritmética al dedillo, lean 52 libros al año, respeten la ley, la ecología y sostengan relaciones cordiales y diplomáticas.

El correo termina con ésta frase que, honestamente, no solo me puso la piel de gallina, sino que también me hizo brincar de emoción.

"¿Contra ellos van a competir nuestros hijos? Chavos que medio hablan español (wey), tienen pésima ortografía (¿i ke?), pero saben los nombres de los 12 emperadores aztecas, pueden hacer sumas de quebrados y son expertos en copiar en los exámenes de matemáticas, biología, física y otras cosas que nunca usarán? ¡Por favor!"

Ahora me vas a preguntar: ¿Porqué $%&·&" brincaste de emoción si ésto más bien es preocupante? Como ya había comentado en el último post, al final del día si realmente nos importa la educación de nuestro hijos, tenemos que involucrarnos.

Involucrarse no es fácil. Implica investigar, tomar decisiones económicas difíciles, salir de nuestra zona de confort para llevar a nuestros hijos a estudiar lejos o tomar los cursos necesarios... implica sacrificio y mucho compromiso de nuestra parte. Pero todo en la vida tiene su precio, ¿cierto?

La razón por la que me emociona tanto es que me doy cuenta de que lo que propone éste modelo educativo no es algo que no se pueda hacer en casa. Significa más trabajo para mi como mamá, pero estoy dispuesta a probar cosas nuevas.

Ahora, la pregunta de los 64,000... Futoji no henkō, ¿es verdad o mentira?

Muchas personas dicen que se trata de una mentira, un fraude o una cadena que está circulando por internet. Pero al menos en lo que a mí respecta, tiene sentido. ¿Existe? ¿Se está implementando? Es algo que no me consta, y aunque he intentado investigar, las únicas fuentes fidedignas son japonesas, de modo que mientras mi japonés sea limitado no puedo enterarme de mucho, la verdad.

Por lo pronto, como idea utópica me resulta atractiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario