miércoles, 22 de febrero de 2012

Cómo hacer jabones ecológicos

Cómo hacer jabones ecológicos:


Cómo hacer jabones ecológicos. Hace poco tiempo me asombró ver cómo una zona semi-rural de Galicia era habitual la fabricación de jabones con aceite usado.


El resultado era un jabón blanco de gran poder limpiador que realmente daba gusto usar, y era hecho en casa, reciclando el aceite usado que muchas veces va a parar al fregadero.



Puedes aprender fácilmente a hacer jabones ecológicos caseros, porque se fabrican con ingredientes que se encuentran al alcance de todos.


Para hacer unos cuantos jaboncitos te alcanzará con estas cantidades: 25o ml de aceite usado, 250 ml de agua y 42 g de sosa cáustica (hidróxido de sodio, en venta en droguerías). También debes contar con un recipiente de barro o cristal, un palo o cuchara de madera y una caja de madera que te servirá de molde.


Ten mucho cuidado al manipular la sosa, recuerda que es sumamente corrosiva, evita cualquier contacto con tu piel y cuida mucho que no se esparza por el suelo ni por ninguna superficie donde te encuentres trabajando.


Primero colocas la sosa cáustica dentro del recipiente, y le añades el agua con muchísimo cuidado (recuerda que puedes quemarte seriamente). Luego le agregas de a poco el aceite, mientras remueves de forma constante. Debes seguir removiendo durante una hora, por eso es mejor hacerlo en equipo y turnarse para no cansarse.


Finalmente la mezcla comenzará a tener un aspecto blanquecino y espeso, se trata del jabón, al que puedes agregarle si gustas algunas gotas aceite esencial puro para darle un aroma agradable. En algunos casos el jabón se corta y nunca llega a espesarse, si te ocurre esto, sólo vuelca el preparado en una cacerola y sigue revolviendo en el fuego hasta que se haga.


Coloca la pasta en una caja de madera y espera por dos días. El jabón ya estará listo para cortar con un cuchillo y hacer piezas del tamaño que más te guste. Habrás preparado un jabón de fácil degradación y reciclado un producto como el aceite que contamina las aguas grises.


Si quieres hacer más cantidad, la proporción es 3 partes de agua, 3 partes de aceite y media de sosa cáustica.





No hay comentarios:

Publicar un comentario