domingo, 1 de enero de 2012

Y se fue un 2011 inolvidable

Y se fue un 2011 inolvidable:

Menudo año el que acaba de terminar. Es hora de recapitular sobre todo lo que nos ha dejado un 2011 que no ha tenido desperdicio para los aficionados a la tecnología móvil. Y no sólo por lo que ha sucedido, sino también por las múltiples puertas que ha dejado abiertas para ser cruzadas durante 2012.

Nokia ha vuelto

Por ejemplo, tenemos esos primeros terminales Nokia con Windows Phone que, por fin, nos han devuelto la confianza en la legendaria compañía finlandesa que tantos adeptos sigue teniendo. Sí, es cierto que catalogué el lanzamiento del Lumia 800 como una de las decepciones del año. Pero no es menos cierto que, a pesar de ser un terminal con un harware mejorable y menor al de sus competidores, tiene un encanto que el resto no tienen. Nokia ha vuelto, y aunque de momento aún lo ha hecho tímidamente, esperemos que sea sólo el inicio de un gloriso 2012.

Android está intratable… ¿podrá seguir igual en 2012?

Y siguen vendiéndose terminales Android como churros. Estamos ya por las 700.000 activaciones diarias, en lo que se antoja un crecimiento imparable que va a seguir igual en 2012 y contra el que nadie puede luchar, ni siquiera el todopoderoso iPhone 4/4S. Y es que un único terminal, por bueno o glamouroso que sea, nada tiene que hacer contra cientos de dispositivos de diferentes marcas.

Aunque uno no puede evitar sentir la necesidad de ver algo nuevo, de tener en las manos un sistema operativo que sea diferente a lo que llevo 3 años viendo. Android y iOS son sin duda grandes SO, pero personalmente, para 2012 mi apuesta es para Windows Phone , del que espero que en los próximos meses pueda ir seduciendo a un gran número de usuarios. Para ello cuenta con la ayuda no sólo de lo que se ha demostrado como un sistema eficaz, novedoso y muy estético, sino de una Nokia que aún conserva mucho tirón.

Apple nos sorprenderá en 2012

Apple ha jugado sobre seguro en 2011, lanzando el iPhone 4S 6 meses más tarde de lo que se esperaba y aún así, aportando sólo una mejor cámara y el famoso Siri respecto al modelo anterior. Da igual, su modelo de negocio es tan poderoso y blindado, que lance lo que lance va a ser un éxito en ventas¿o no?

Eso sí. En vista de lo fuerte que sigue estando Android, Apple va a necesitar algo más que ese 4S para poder volver a ser la marca de referencia. Un iPhone 5 con un cambio radical de diseño (¿incluso aumento de pantalla?) parece innegociable. Y apostamos también porque nos vuelvan a sorprender con algo tan espectacular como la Retina Display lo hizo en su día. Eso sí, van a tener que afilar muy mucho su departamento de marketing para no hundir las ventas del 4S en cuanto se anuncie algo verdaderamente nuevo, que es lo que todos estábamos esperando cuando se anunció éste último.

Tablets, tablets y más tablets

Todos lo sabíamos y así ha sido. 2011 ha sido el año de las tablets. Y por mucho que Android haya mejorado su situación radicalmente (no era difícil teniendo en cuenta de dónde venían), iPad sigue siendo el rey de la función. No sólo lidera en ventas, sino que además va dejando cádaveres por el camino, como esas Blackberry Playbook y HP TouchPad.

Un efecto colateral a indeseado del auge de las tablets, ha sido la aparición de un grupo enorme de tablets Android de baja calidad, a precios realmente bajos que al final acaban siendo estratoféricamente altos al constatar que aquello que tan buena pinta tenia en la publicidad, al tenerlo entre manos pasa a ser un auténtico churro. Mucho cuidado con esto, porque si una Samsung Galaxy Tab o un iPad 2 están sobre los 500 Euros, está claro que por 180 € lo que vas a obtener no va a ser ni remotamente parecido.

Sony Ericsson y RIM en horas bajas

Dos de los principales fabricantes de telefónia móvil que van a intentar olvidar este año.

SE va a tener que lanzar terminales más potentes si quiere luchar contra los todopoderosos Samsung, Apple o HTC, y es que no es de recibo que el smartphone con el que ha tenido que luchar contra todos los dobles núcleos del mercado haya sido el precioso pero limitado Xperia Arc S. Si no se pone las pilas, una Nokia que viene pisando fuerte le va a quitar muchas ventas.

RIM es otra cosa. Su modelo de negocio no es el de luchar para ver quién tiene el hardware más poderoso del mercado. Las Blackberries deben hacerse fuertes en los dos segmentos donde siempre se han impuesto: en el mundo empresarial y en el perfil adolescente de bajo coste.

Duros momentos en ambos casos:

  • Mundo Empresarial: el iPhone está cada vez más extendido, y además Windows Phone va a reclamar su papel gracias al dominio de su SO Windows en los ordenadores de empresa. Eso po no hablar del flaco favor que le han hecho a su reputación esas caídas de servicio.
  • Perfil joven de bajo coste: los Android de gama media/baja, o incluso los modelos de gama alta un poco más antiguos (me viene a la cabeza el Samsung Galaxy S) están diezmando también la cuota de mercado de RIM.

Samsung viento en popa a toda vela

Los coreanos se han convertido en el principal estandarte Android, y el rival a batir por Apple. Sus modelos Galaxy (tanto en smartphone como en tablets) son el paradigma de la innovación y la potencia, y si encima dan en el clavo con una estética conseguida (Galaxy S II), el resultado no puede ser otro que liderar las ventas.

Respecto al año pasado, HTC ha acabado flojeando un poco, y es que no hemos visto nada especial llamativo este año por parte del habitualmente infalible fabricante. Debe empezar a cambiar el diseño de sus modelos, ya muy visto y fatigado.

Evolución imparable… ¿y peligrosa?

Terminales de doble núcleo, incluso de 4 núcleos, cámaras de demasiados megapíxeles, pantallas con excesivas pulgadas… el avance es imparable y va dejando un extenso camino lleno de cadáveres, con todos aquellos terminales que no son capaces de seguir la marcha.

No parece lógico que a los 6 meses de tener un smartphone a la última, ya esté empezando a quedar obsoleto, sin tener acceso a las actualizaciones pertinentes del sistema operativo, y con problemas incluso para poder jugar a títulos exigentes del Market.

Sí, el avance tecnológico es imparable y exponencial, pero… ¿seremos capaces los usuarios de seguir este ritmo? Sólo Apple parece haberse dado cuenta, lanzando un iPhone 4S exactamente igual que el modelo anterior, con mejoras muy puntuales y específicas. ¿Para qué innovar por innovar, si mis cliente no lo piden y los puedo tener satisfechos igualmente?, parece haberse preguntado.

Veremos si Android es capaz de enfocar las cosas también de esta manera, aunque se antoja difícil con tantos fabricantes diferentes construyendo para el mismo SO.

Sony Ericsson Xperia Play

Sí, el terminal nos decepcionó a todos. Sí, está mal construido y se queda muy corto en cuanto a hardware (con la pantalla pequeña y la poca batería como dos principales hándicaps). Y sí, el catálogo de juegos era ridículo cuando salió, siendo la sentencia de muerte antes de haber nacido.

Pero nada de esto quita que se trate del terminal más innovador de 2011 y que te enamora en cuanto juegas con él al Fifa 12 o al emulador de la Super Nintendo (¡por Dios, qué maravilla jugar al Super Tennis con él!!). Para 2012 pido a los señores de SE un Xperia Play 2 y que no paren de aumentar el catálogo de títulos.

Otros

Y para terminar, simplemente una rápida divagacion sobre otros eventos que han sido importantes en este 2011 que nos deja.

Tenemos un NFC que hace 12 meses parecía que iba a ser una revolución, un must imprescindible, y que a estas alturas aún sigue siendo un gran desconocido. Muchos rumores, muchos acuerdos entre compañías, muchas previsiones… pero a día de hoy, nada de nada.

¿y qué hará Google con Motorola? Porque no pretenderán que me crea que realmente la compró para poder tener un buen número de licencias anti-demandas de Apple. Sea lo que sea, promete. Aunque tendrán que ir con pies de plomo, porque todo lo que sea priorizar a Motorola por parte de Google, estará perjudicando al resto de terminales con Android, y eso sería un muy mal moviento por parte del gigante verde.

Otra compra interesante de la que aún no hemos visto nada y que podría romper el mercado con alguna novedad: Microsoft y Skype, a ver con qué nos sorprenden.

Por mi parte, eso es todo. Estoy convencido que me dejo cosas en el tintero, pero para esos os tengo a vosotros, queridos lectores, y el apartado de Comentarios. ¡Adelante!

No hay comentarios:

Publicar un comentario