sábado, 19 de noviembre de 2011

Tus botellas de vino y leche se vuelven ecológicas

Tus botellas de vino y leche se vuelven ecológicas:

g111

En el año 2007, la primera botella de papel apareció en el Reino Unido como una forma de sustituir los envases plástico usados para la leche. Su inventor fue Martin Myerscough, quien al poco tiempo creó la empresa GreenBottle, para poner a circular su creación.

Cuatro años después, el envase, muy parecido a la clásica botella de leche que se vende en ese país, se está probando en los supermercados Asda del sur de Inglaterra.

El invento, cuyo diseño está inspirado en un balón de papel maché, ha tenido una gran aceptación. De acuerdo a la compañía: “El 80% de los consumidores que han probado GreenBottle prefieren estos envases al plástico y enseguida comprenden sus beneficios medioambientales”.

En su nuevo emprendimiento sustentable la empresa británica propone cambiar la tradicional botella de vidrio usada para el vino por una de papel.

GreenBottle ya se encuentra en conversaciones con algunas cadenas de supermercados que distribuyen vino en botellas y el responsable de comunicación declara que ya “hay un gran interés por parte de algunos supermercados y productores de vino. Así que podríamos ver las botellas de vino de papel el próximo año en las estanterías”.

La botella de papel es una opción biodegradable, se descompone en pocas semanas, pesa 55 gramos (contra 500 gramos de las botellas de vidrio), reduce el costo en transporte y además su huella de carbono es tan sólo el 10% de la causada por los envases de vidrio.

Papel versus Plástico

Los envases de papel pueden reciclarse hasta siete veces, al contrario de una botella de plástico, que sólo puede pasar por el proceso una vez.

Una ves que se torna inservible o ya no se puede reciclar, el papel se descompone en la naturaleza. El plástico, si no llega a la planta de tratamiento de residuos, pasa a ser parte de una isla de basura.

De todas formas el costo de producción de una botella de papel es el mismo que el de una botella de plástico.

Los envases se manufacturan en Turquía y se producen 50 por minuto, aunque Martin Myerscough declaró que planea abrir una planta en Cornwall y producir una nueva generación de envases para detergentes o shampoo.

Según la BBC, cada día en el Reino Unido 15 millones de botellas de plástico terminan en la basura, lo que en un año se convierte en 275.000 toneladas de plástico. La media por hogar es de 500 botellas al año, de las cuales sólo 130 se reciclan. De acuerdo a GreenBottle, en Europa sólo el 2,5% de los envases plásticos se reciclan. El resto, que no pasa por plantas de tratamiento, tarda hasta cinco siglos en descomponerse.

Así que ya lo sabes, no te sorprendas si pronto empiezas a ver botellas de papel en los estantes del supermercado.

Fuente: Adiós al plástico y el vidrio: Vino y leche en botellas de papel (Yorokobu)



No hay comentarios:

Publicar un comentario